Los 3 únicos alimentos que necesitas para limpiar tu cocina de acero inoxidable

Los 3 únicos alimentos que necesitas para limpiar tu cocina de acero inoxidable (1)

¿Batallando con la capa de grasa y la comida quemada? ¡No más! El bicarbonato de sodio, el vinagre y el limón son tu salvación.

El acero inoxidable es un metal formado por aleaciones de hierro, carbono y cromo. Es higiénica, noble y duradera, soporta altas/bajas temperaturas, rayos UV, ácidos, golpes y corrosión. Se utiliza para fabricar infinidad de objetos, pero uno de los más demandados son las cocinas, sobre todo las profesionales; sin embargo, a pesar de ser fácil de mantener, si el acero inoxidable no se limpia adecuadamente, puede rayarlo y estropear su estética de forma irreversible.

Para este tipo de aparato es recomendable realizar una limpieza frecuente con productos especiales que no sean abrasivos y no provoquen deterioro, sino utilizar remedios naturales que aporten limpieza y brillo sin dañarlo. En este artículo queremos contarte cómo limpiar correctamente una estufa de acero inoxidable , cuidar su apariencia y mantenerla en buen estado por mucho más tiempo.

Cómo limpiar una estufa de acero inoxidable sin rayarla

La estufa suele ser uno de los objetos que más grasa acumula en tu hogar, lo cual no es un secreto para nadie. Durante mucho tiempo hemos visto como nuestras madres y abuelas han intentado de diferentes maneras quitar la capa pegajosa, la comida quemada y la suciedad durante horas, terminando con las manos maltratadas, frustración y una superficie no completamente limpia.

La buena noticia, que celebramos todos los días, es que los remedios caseros para limpiar estufas de acero inoxidable se han vuelto cada vez más populares por su eficacia, asequibilidad y respeto por el medio ambiente. Así que lee atentamente y sigue los siguientes pasos al pie de la letra.

Cómo limpiar una estufa de acero con bicarbonato de sodio y limón

El limón contiene ácido cítrico , un aliado infalible para eliminar las marcas severas de óxido y la grasa adherida a la estufa a la vez que proporciona un agradable aroma. El bicarbonato de sodio , por otro lado, elimina eficazmente los restos de comida quemada y salsas e incluso  limpia el acero inoxidable manchado . Juntos, además de eliminar las manchas y suavizar la suciedad adherida, desinfectan el material. Úselo de la siguiente manera:

  1. enerosamente sobre toda la superficie y dejar actuar de 30 a 45 minutos.
  2. Transcurrido el tiempo, frotar fuertemente con una esponja o cepillo de cerdas suaves. Haga esto durante un par de minutos para suavizar el ennegrecimiento de la estufa.
  3. Después del proceso, lavar con agua y detergente, enjuagar con agua fría y secar.

En cuanto a las parrillas y quemadores , utilice el mismo bicarbonato de sodio y pasta de limón y agregue un poco de vinagre . Déjalos reposar por 1 hora y frótalos con un poco de fuerza hasta que se desprenda la parte quemada; lávelos con agua y jabón, enjuáguelos, séquelos y vuelva a colocarlos en la estufa.

Vinagre blanco: Ideal para limpiar el óxido de las estufas de acero

El vinagre es uno de los líquidos preferidos para eliminar las manchas de óxido en el acero inoxidable; esto se debe a su compuesto de ácido acético que ayuda a eliminar esta capa y mejora considerablemente su aspecto. La forma de usarlo es la siguiente:

  1. Llena un bol con media taza de vinagre y dos tazas de agua e integra bien ambos ingredientes.
  2. Humedece una esponja limpia con esta solución y frota la zona manchada.
  3. Dejar actuar durante 10 minutos.
  4. Limpia con un paño empapado en la solución y notarás lo rápido que se desprenderá la suciedad y la grasa.
  5. Retire los residuos con un paño humedecido con agua.
  6. Seca bien la superficie para evitar manchas de humedad.

Si los métodos con productos naturales no funcionan, es hora de recurrir a productos químicos desengrasantes fabricados especialmente para este fin . Siempre dilúyalos en agua y protéjase las manos con guantes para evitar que dañen su piel.

Además, asegúrese de que no sean demasiado abrasivos para no correr el riesgo de rayar el acero inoxidable . No olvides seguir siempre las instrucciones de las etiquetas de los productos. ¡Recuerda que la decisión más inteligente es limpiar la estufa inmediatamente después de cocinar!

Rate this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Comparte y ayúdame a crecer!

This window will automatically close in 5 seconds