El mejor consejo espiritual que he recibido

Son muchas las personas que a menudo me preguntan: ¿Cuál es el mejor consejo espiritual que has recibido? Bien pues hoy en este artículo os voy a hacer un breve resumen, de todas las cosas que compartiría con aquellas personas que me hicieran esa pregunta.

Deja que tu intuición te guíe sobre cuál es de los siguientes elementos el que necesitas escuchar ahora. Luego intenta integrarlo en tu vida, convirtiéndolo en sabiduría.

1. El crecimiento espiritual no es un ejercicio intelectual.

No podemos pensar en nuestro camino a la iluminación, las palabras no transforman, pero la experiencia sí. No importa cuántos libros espirituales podamos leer, a cuantos seminarios acudamos o frecuentar maestros espirituales, no nos transformaremos a menos que apliquemos los principios espirituales, las herramientas y la enseñanza en nuestra propia vida.

No existe una píldora mágica ni una iluminación espontánea, debemos hacer el trabajo. Por eso se le llama práctica.

2. Vive el presente en tu vida.

El regalo está en el presente. La mayoría de nosotros estamos tan obsesionados con el futuro que perdemos el momento. Todo lo que quieres está aquí, en el ahora. No está en el futuro, no podrás disfrutarlo porque no estarás presente para él. Créeme! . Aprender a estar presente transformará tu vida; Están sucediendo tantas cosas en el ahora que si te detienes y prestas atención, te encontrarás a ti mismo.

3. Una práctica espiritual transformará tu vida.

Si no te has dado cuenta de que una práctica espiritual diaria constante trae más paz, gozo, abundancia y lo más importante, espíritu a tu vida, te estás perdiendo un principio espiritual clave. Cuando me comprometí con una práctica diaria de meditación, un año después, mi vida se transformó por completo. Comencé a vivir mi propósito, conocí a mi compañero de vida y toqué una alegría interior que no podía ser perturbada por nada externo. La forma en que nos transformamos es de adentro hacia afuera, no de afuera hacia adentro.

Una práctica espiritual te transforma y te apoya a través de los altibajos de la vida.

4. Si no puedes encontrar a Dios, se mudó.

Dios no está en otro lugar, está en ti. No es necesario de buscar y buscar a Dios. Solo necesitas estar en silencio y quieto e ir hacia adentro. Lo que encontrarás es que Dios habita dentro de ti. Es desde aquí encontrarás el camino a casa.

5. El perdón te hará libre.

El perdón es el gran elixir de todos los tiempos. En todas las tradiciones espirituales, se enseña como uno de los poderes de cambio y curación más transformadores. El perdón es una frecuencia vibratoria que nos permite salir de los patrones de vergüenza, culpa, odio e ira. Incluso nos da una pausar para amar mejor y en definitiva, vivir mejor.

Dejar ir es la clave. En hebreo, la palabra "perdón" significa literalmente dejarlo, dejar cualquier carga que llevemos y que nos libere. Simplemente contempla la posibilidad de perdonarse a sí mismo. Este es un paso hacia tu libertad.

6. La vida es un salón de clases.

Estamos aquí para aprender. No hay errores, solo lecciones. Cuando reconocemos el aprendizaje en un error y asumimos la responsabilidad por el, no lo volveremos a cometer. No hay nada por lo que "sentirse mal" o culpable, sino más bien entender que estábamos haciendo lo mejor que podíamos en ese momento.

El punto es aprender de nuestros errores para no volver a cometerlos. Estamos aquí en este gran salón de clases llamado vida para aprender, crecer y convertirnos en quienes siempre fuimos destinados a ser.

7. Tus creencias te darán la razón.

La mayoría de la gente entiende una creencia como un hecho, pero una creencia es una percepción. No es más que un concepto que decidimos que es verdad, y esto es lo que finalmente dirige nuestra vida. Cuando estamos inconscientes de nuestras creencias, ni siquiera nos damos cuenta de que estamos eligiendo ver el mundo a través de una percepción particular.

En otras palabras, si deseas cambiar tus experiencias, cambia tus creencias. Todo aquello en lo que creemos, determina lo que es posible.

8. Mantente fuera de tu mente.

Olvídate de lo que se ha dicho durante milenios de que la mente sabe, porque no lo sabe. Es una simple herramienta para dirigir la guía del espíritu, sin embargo, nunca tuvo la intención de ser el director. La confusión proviene de poner demasiado énfasis en la mente y no lo suficiente en el espíritu Divino.

Cuando dejamos la forma física, nos damos cuenta de esta naturaleza de la realidad. Si podemos captar esta comprensión en el cuerpo, podemos actualizar lo que se nos ha dado.

Esto significa que tu camino consiste en escuchar tu espíritu, desviar las opiniones de la mente y luego usarlo para llevar a cabo las acciones que el espíritu aprueba. Es simple y, al mismo tiempo, difícil de cumplir. La mente está llena de distracciones y el mundo refleja esto.

Calmar y relajar el dominio de la mente es el camino a seguir. Deja que te arrastre, a pesar de las ideas extravagantes y a veces aparentemente lógicas de la mente, es el camino.

9. El amor que buscas es el tuyo.

Aprender a amarse a sí mismo es la clave para recibir el amor que busca.

Aprender a amarse a sí mismo es la clave para recibir el amor que buscas. El amor, la crianza y la compasión son cualidades que posees y puedes tener para ti mismo. ¿Cómo te sentirías si te dieras la misma energía amoroso que compartes con tus seres queridos? Este amor propio es lo que te impulsará a pastos más verdes, en lugar de nuestra creencia de que las circunstancias externas crean nuestra realidad. Son solo el efecto posterior de nuestras circunstancias internas.

Cambia tu mundo interno con amor propio y observe cómo tu mundo externo florece exponencialmente.

10. Eres espíritu teniendo una experiencia corporal.

Tu espíritu sabe por qué estás aquí, qué dones traes y qué quieres aprender. Todo lo que puedes desear puede obtenerse conectándote a esta parte de tí mismo que infinita y sin medida. A medida que te alineas más y más con tu espíritu, también aumenta ut nivel de satisfacción, paz y alegría.

Si quieres de la vida lo que viniste a conseguir, sir guiado por el espíritu es la forma de llegar allí. Dicho esto, una vez que te conectas con tu espíritu, reconoces que la vida no se trata del destino, sino del viaje. Tu espíritu te llevará a tu mayor contribución en esta vida.

Rate this post
  1. Oscar Franco dice:

    La verdad resumida en pocas palabras,!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir